Viajarseguro.org

Viajeros por trabajo o negocios

La mayoría de los viajeros de negocios no investigan sobre las enfermedades o riesgos en su destino antes de viajar pensando en la "falsa sensación de protección" que puede proporcionar estar en oficinas, hoteles o bajo el cuidado o supervisión de personas locales. Datos de algunos estudios muestran una correlación entre solicitud de información y la reducción de los ingresos y estancias hospitalarias y las evacuaciones sanitarias. En ese sentido si vas a viajar por negocios te animamos a leer con detención y seguir las recomendaciones del presente consejo.


Preparando el viaje

En el año 2016 los viajes por motivos de trabajo o negocios crecieron un 6.9%. Sobre todo en relación con la actividad de empresas de pequeño o mediano tamaño. El negocio de la exportación/importación ha creado la necesidad de aumentar el número de empleados en ultramar.

Mientras las grandes multinacionales y grandes compañías han incorporado servicios médicos específicos para atender la preparación y asistencia de este tipo de viajeros. Las pequeñas o medianas empresas o trabajadores autónomos suelen tener un déficit a la hora de la preparación adecuada de los desplazamientos. Por tanto preparar con antelación el viaje:

  • Debe ser una paso fundamental a la hora de prevenir potenciales enfermedades y lesiones
  • Se deben identificar los riesgos asociados con el tipo de trabajo en el destino para prevenirlos o minimizarlos
  • Puede ser de utilidad el disponer de una lista con cosas a verificar o herramientas para organizarlo, así como disponer de fuentes de información adecuadas para completarla.


  • Antes de viajar

    La planificación dependerá del tipo de trabajo que se vaya a realizar. Por ejemplo no es lo mismo trabajar en una oficina en áreas metropolitanas que visitar una mina o realizar una obra en un área remota de un país.

    Tipo de trabajo

  • Antes de iniciar un viaje de trabajo debería evaluarse los objetivos del viaje y si comprobar que estos no pueden alcanzarse con otros métodos como videoconferencias, llamadas telefónicas.
  • Se debe evaluar la duración del viaje. A mayor tiempo de estancia el riesgo aumenta. Además puede variar el tipo de visados de trabajo o las recomendaciones sobre las inmunizaciones necesarias.
  • Se debe determinar si la visita a factorías, instalaciones u otros sitios de trabajo es necesario. En caso de ser preciso evaluar los riesgos potenciales que haya con objeto de disminuirlos.

  • Destino de viaje

  • Se deben evaluar los riesgos potenciales en el destino, incluyendo aspectos de seguridad, riesgos climáticos o desastres naturales, enfermedades infecciosas o exposición a climas extremos.
  • Evaluar la agenda del viaje. Y verificar si puede ser programado en fechas con menos riesgo (Se deben considerar aspectos como elecciones, temporada de lluvias o brotes de enfermedades en curso)

  • Salud personal

  • Verificar si se ha seleccionado a la persona más adecuada para realizar el viaje. Experiencia personal o aspectos como la carga de trabajo, responsabilidades o preocupaciones de salud.
  • Se debe asegurar que el trabajador pueda mantener unos cuidados de salud adecuados en el destino durante su estancia; con acceso a recursos de salud de calidad en caso de necesitarlo.

  • Una vez que se decide que realizar el viaje es necesario. Se debe proporcionar información adecuada para mantenerse sano y seguro. Algunos puntos claves:


    Identificar puntos de contacto

  • En el sitio donde vivamos en caso de que surgieran problemas
  • En el lugar de trabajo, de forma que permita ayudar a solucionar problemas o dudas que surjan. Además que sea capaz de facilitar la ropa y el equipo adecuado para el trabajo así como un equipo de protección personal si fuese necesario.
  • En la embajada o consulado de su país

  • Evaluar las tareas

  • Se debe determinar si las tareas a realizar en el destino serán muy diferentes que las que habitualmente hacemos.
  • Conocer el lugar donde se van a realizar las tareas (En el interior/exterior; zona rural o urbana; oficina u otro lugar)
  • Determinar que materiales o equipos de protección personal son necesarios. Y si estos deben llevarse desde el origen en caso de no estar disponibles.
  • Evaluar si las diferencias de idioma, costumbres o culturales pudieran afectar a las tareas a realizar.

  • Revisar normativa de seguridad y regulación vigente así como condiciones sanitarias locales

  • Verificar si existe normativa específica en caso peligros relacionados con el trabajo como por ejemplo exposición a químicos.

  • Además se deben considerar otros riesgos comunes asociados con el destino como pueden ser seguridad vial, seguridad personal o enfermedades infecciosas u oportunidades para mantenerse en optimas condiciones de salud.

    El trabajador debería discutir todo los aspectos relacionados con su viaje de trabajo con su médico, especialmente si padece enfermedades crónicas.

    Se deben recordar consejos básicos sobre el agua y los alimentos, las vacunas necesarias, como prevenir enfermedades infecciosas, peligros ambientales u otros aspectos relacionados con la salud durante el viaje.


    Durante el viaje

    Una vez en el destino el viajero debe reevaluar si la planificación realizada previamente se ajusta a la situación real encontrada. Esta reevaluación debe realizarse periódicamente para detectar posibles cambios. Algunos aspectos a considerar:

    Tipo de trabajo

  • Cambio en las condiciones de trabajo con posibilidad de nuevos peligros
  • Nuevos requerimientos de protección personal
  • Nuevas localizaciones del trabajo

  • Destino

  • Brotes de enfermedades
  • Riesgos climáticos y desastres naturales
  • Cambios en los transportes locales
  • Cambios en la seguridad local debido a huelgas, protestas o conflictos armados
  • Cambios en el alojamiento, comidas o disponibilidad de aguas

  • Salud personal

  • Cambios en el estatus de salud personal incluyendo empeoramiento de enfermedades previas o aparición de nuevas

  • Después del viaje


    La seguridad y la salud del viaje no finaliza necesariamente con la vuelta a casa. Se debe tener en cuenta

  • Adaptación a la vuelta tanto al hogar como al trabajo
  • Reportar incidentes o exposición a diversos factores que hayan precisado atención médica
  • Se deben aprender las lecciones para el futuro, tanto para uno mismo como para otros futuros viajeros
  • Hay veces que se deben completar los calendarios de vacunación o reanudar los cuidados de salud personal necesarios


  • Más información





    Haga una donación