Viajarseguro.org

Vacunas desabastecimiento y rotura de stocks

Aumento en la demanda, falta de previsión, dificultades en su fabricación, costes ... son algunas de las causas de la falta de vacunas, un problema global que se ha visto acrecentado en los últimos meses.


Desabastecimiento de vacunas

En los últimos meses han surgido problemas con el suministro de algunas vacunas como la tos ferina, tétanos, hepatitis A, hepatitis B, neumococo, o la meningitis B que llega a cuentagotas a las farmacias (España en uno de sus grandes clientes: el 17% de las ventas mundiales, con listas de espera en las farmacias de meses a 106 euros la dosis)

Obligando a las autoridades sanitarias a realizar ajustes en los calendarios vacunares oficiales, tratando de cubrir lo esencial y demorar las dosis de recuerdo para adaptarse a los bajones de suministro.

¿Aumento de la demanda o rotura de stock?

Tanto en el caso de la tos ferina como de la meningitis B el problema ha tenido su origen en la enorme demanda que hay de vacunas debido al aumento de casos que han originado cambios en la indicación. Una demanda que no pueden llegar a cubrir los laboratorios quelas fabrican.

Es importante saber, que fabricar una vacuna no es nada sencillo porque los controles de calidad y seguridad son enormes. Por tanto un laboratorio no puede aumentar de repente su producción un 20 %, porque es imposible.

Por tanto, la razón de la creación de estos agujeros o roturas de stocks, debemos buscarla en que cuesta mucho tiempo fabricarlas (hasta 22 meses), en un aumento de la demanda en algunos países y a que algunas de las combinaciones que existían se han dejado de fabricar (las de precio más bajo). La escasez también muestra un reajuste de los laboratorios fabricantes y una cierta rebelión hacia los precios bajos que pagan los gobiernos por ellas.

Por tanto es un problema de predictibilidad: si algo falla, la solución no la tendremos hasta dentro de dos años.

¿Y si no hay vacunas?¿Qué pasa si no consigo la vacuna que necesito para viajar?

Hepatitis A

La escasez también afecta a la vacuna de la hepatitis A para adultos (en niños probablemente se solucionará en unos meses). Entre las razones que se esgrimen está que algunos países donde hay mucha más enfermedad se ha disparado la demanda. Los comités asesores discuten quiénes han de tener prioridad, porque ahora el objetivo es controlar brotes, pacientes con patologías hepáticas, viajeros, hombres que tienen sexo con hombres (HSH).

No parece una situación grave, porque se va solucionando a base de establecer prioridades y determinar con quién y en qué momento hay que utilizar las reservas. Debe garantizarse las vacunas esenciales para los niños.

Prevenir la hepatitis A: El principal mecanismo de transmisión de la infección es por la vía oral, ingerir partículas virales en alimentos, bebidas, objetos contaminados, etc.) [Saber más]

Tétanos

Este año falta suministro de tétanos y difteria a secas (la mayoría de vacunas para estas infecciones van en la misma jeringa junto con polio, tosferina y hepatitis B). Estará ausente de las reservas durante todo este año.

Así que los lotes que queden se usarán sólo para emergencias: personas con una herida que puede estar infectada de tétanos, pacientes que no se han vacunado nunca o no se han puesto la dosis de recuerdo hace mucho y tienen una operación de riesgo de abdomen, pacientes trasplantados de precursores hematopoyéticos o con baja inmunidad.

Prevenir el tétanos: El principal mecanismo de transmisión de la infección por contacto con esporas de la bacteria que se encuentran en el suelo, en las heces y en la boca/intestino de animales. Las esporas penetran en el organismo a través de una lesión o una herida. [Saber más]

Hepatitis B

Las vacunas contra la hepatitis B en niños y adultos quedan reservadas para grupos de riesgo (relaciones sexuales sin protección, entornos sanitarios, consumidores de drogas inyectables...)

Prevenir la hepatitis B: El principal mecanismo de transmisión de la infección es por contacto (incluído el sexual) con la sangre u otros líquidos corporales de una persona infectada. [Saber más]

Estar informado

Las autoridades sanitarias deben aprender a comunicar para proporcionar toda la información a quienes tienen miedos y dudas

¿Qué puede hacer tu Centro de Salud y tu médico de cabecera por ti?

En cualquier caso es aconsejable que consultes con tu médico o enfermera todas tus dudas en la consulta o previo al momento de la vacunación.

¿Has tenido algún problema en conseguir una vacuna? ¡Consúltanos!













Información complementaria:



Suscríbase al Newsletter





 

Haga una donación








Polí­tica de privacidad