Viajarseguro.org

Neumococo

La infección por neumococo (Streptococcus pneumoniae) puede ocasionar infecciones pulmonares (neumonías), otitis, meningitis o bacteriemias, pudiendo ser muy graves en personas con enfermedades debilitantes previas.

Actualmente existen dos tipos de vacunas antineumocócicas:

Características de la vacuna conjugada 13-valente (Prevenar ©)

  • Esta vacuna está indicada en lactantes, niños y adultos
  • Induce una respuesta inmune superior a la vacuna polisacárida.
  • Tiene una eficacia importante para reducir la frecuencia y sobre todo la gravedad de las infecciones neumocócicas. Es de elección en adultos con riesgo de enfermedad neumocócica.
  • En adultos, la pauta de vacunación es de una sola dosis, independiente del tipo de comorbilidad. No se ha establecido la necesidad de administrar dosis de recuerdo.
  • Es una vacuna recomendable para los viajeros con alto riesgo de sufrir enfermedad neumocócica:


  • - Ausencia de bazo, fístulas de líquido cefalorraquídeo e implante coclear.
    - Pacientes inmunodeprimidos (Enfermedad de Hodgkin, leucemia, linfoma, mieloma múltiple, insuficiencia renal crónica, síndrome nefrótico, diálisis, trasplantados o con cirrosis)
    - Pacientes en tratamiento con quimioterapia o inmunoupresores
    - Infección por VIH
    - Enfermedad hepática, pulmonar o cardiovascular crónica
    - Diabetes
    - Tabaquismo o alcoholismo
    - Institucionalizados

    Características de la vacuna de polisacáridos capsulares (Pneumo23 ©)

    - La vacuna está constituida por polisacáridos capsulares purificados y no contiene agentes vivos.
    - Vía intramuscular (en el hombro -deltoides-)
    - Una dosis
    - Revacunación cada 3-5 años
    - Se puede emplear en niños a partir de los 2 años.

    Contraindicaciones

    - Hipersensibilidad a la vacuna
    - Es bien tolerada y no tiene efectos secundarios graves. Ocasionalmente dolor en la zona de inyección.




    Vacunas generales, sistemáticas o universales. Son las que forman parte de los calendarios de vacunación sistemáticos del niño y del adulto en el país de origen del viajero. Aunque estas vacunas no tengan una indicación específica para el viaje es importante aprovechar la oportunidad de viajar para actualizarlas y ponerlas al día. Se deben administrar según las características del viajero: edad, estado de salud, ocupación, antecedentes de vacunación y otras circunstancias.


    Haga una donación