Viajarseguro.org

Trasplantes capilares low cost

Existe un auge del turismo sanitario para someterse a trasplantes capilares. Siendo Turquía y el Sudeste Asiático sus principales destinos mundiales. Distintas organizaciones profesionales y colectivos sanitarios han lanzado mensajes de alarma al respecto. A pesar del ahorro económico que puede suponer para un paciente someterse a este tipo de intervenciones en estos destinos, de deben conocer todos los riesgos a los que puede estar expuesta su salud.


Aunque no todas las clínicas de estos países trabajan mal, hay dos señales de peligro evidente en las que debería fijarse cuando se esté valorando una clínica, en su país de origen o en el extranjero:

  • Precios tremendamente bajos
  • Implantación en un solo día de gran cantidad de folículos, tantos como se implantarían en dos o más días en la mayoría de clínicas


  • Riesgos de someterse a un implante capilar en un centro Low Cost

    El diagnóstico previo. Cuando una persona ha concertado un trasplante capilar en otro país se arriesga a realizarlo sin que haya existido un diagnostico previo. Los trasplantes capilares no son eficaces en todos los tipos de alopecias, (están indicados principalmente para alopecias androgenéticas). Tampoco sería posible saber el número de sesiones necesarias para el caso en concreto.

    Seguridad médica. Debe asegurarse que el profesional médico está lo suficientemente experimentado en el tratamiento, que tiene la titulación necesaria y que la clínica o dentro donde se realice reúna los requisitos sanitarios mínimos para llevar a cabo este tipo de intervenciones. Deben realizarse los análisis pre-operatorios oportunos e informar adecuadamente sobre la intervención, contra-indicaciones de medicamentos...

    El postoperatorio. Después de la intervención quirúrgica y un trasplante capilar es recomendable la tranquilidad, reposo, evitar esfuerzos... En el contexto de un viaje al extranjero debe tenerse muy en cuenta

    Seguimiento. Son intervenciones que deberían realizar revisiones posteriores. En el caso de realizarse en otros países también.

    Malos resultados. En caso de que el pelo no creciese como era esperable o el resultado estético no fuera el deseado. Pueden existir problemas a la hora de interponer reclamaciones.

    Complicaciones. Aunque son intervenciones relativamente sencillas que no deben dar ningún tipo de problemas, en el caso de que apareciesen, debe garantizarse una atención de calidad, cosa que no siempre está disponible en este tipo de centros.

    Contemplar todos los gastos en su conjunto. Al precio de los tratamientos siempre hay que sumarle gastos de acompañante, vuelos, visados, hoteles y manutención.

    Considerar las condiciones del destino. No solo a nivel sanitario. También de idioma, seguridad, estabilidad política, riesgos locales ... Consultar información sobre seguridad en los distintos países

    Conclusiones

    En el caso de querer solucionar un problema de alopecia debe valorarse cada caso en particular, resolver todas las dudas que se tengan con profesionales sanitarios cualificados y optar por la solución que mejor se adapte a sus necesidades y expectativas. Siempre en centros que ofrezcan la calidad necesaria.




    Enlaces de interés


  • Academia Española de Dermatología y Venereología
  • Health tourism in the EU: a general investigation (2017)



  • Revisado por el equipo de Fundación io.

    Información complementaria





    La "Nueva pasión Turca". El caso de España

    En 2016 alrededor de 10.000 españoles realizaron un viaje a Turquía para someterse a un tratamiento de injerto capilar en una de las más de 250 clínicas existentes en el país.


    El bajo coste de los tratamientos unido a los más de 6 millones de personas que sufren alopecia en España ayuda a que Turquía se haya convertido en un destino de referencia para los alopécicos.

    Mientras una intervención de este tipo en España puede costar hasta 10.000 euros, en Estambul se pueden encontrar tratamientos "similares" (o eso dice su publicidad) por menos de 3.000 euros incluyendo el desplazamiento y el alojamiento. Existen agencias en internet que organizan el viaje con un pack que incluye la intervención, dos noches en hotel de 5 estrellas, traslados y traductor.



    Haga una donación