Viajarseguro.org

Atención sanitaria a Refugiados

Por la Dra. Elena Trigo

Unidad de Medicina Tropical y del Viajero. Hospital La Paz-Carlos III.

La población desplazada en el mundo que huye de persecución o conflictos armados en sus países está alcanzando un nuevo pico, con más de 43 millones de personas que huyen de sus hogares por causa de la guerra, persecución política o étnica (1,2). El número de peticiones de asilo en la Unión Europea, se ha multiplicado por 20 en las últimas décadas. A fecha de enero de 2016, más de 4.6 millones de refugiados sirios han cruzado fronteras internacionales desde que empezara el conflicto bélico en Siria en 2011. La mayoría de estas personas refugiadas están actualmente en Líbano, Jordania, Turquía e Irak. En Europa se ha registrado un claro aumento de peticiones de asilo en relación con esta situación, pero el número de refugiados en países europeos no se ha registrado aun (3).


Refugiados. Atención Sanitaria Integral en los países de acogida

Parte de la respuesta que deben proporcionar los países de acogida, entre ellos España, a la crisis humanitaria que se está viviendo en el momento actual respecto al conflicto en Siria, pero sin olvidar los refugiados procedentes de otros países (países de Oriente Medio y África) que huyen de diversas formas de violencia, es facilitar el acceso a la salud y cuidados sanitarios a todas estas personas.

Debemos estar atentos a los distintos perfiles y patología que presentan las personas refugiadas que podemos llegar a atender en nuestros centros sanitarios. Éstas se desprenden de las condiciones insalubres en las que han vivido en los últimos meses, las duras travesías sufridas, la falta de atención sanitaria en los países de tránsito, la falta de medicamentos en los países de origen y la discontinuación de los programas de prevención de enfermedades como es la vacunación en la infancia.

Los pocos estudios disponibles hasta la fecha describen una población mayoritariamente masculina (71%), con una media de edad de 34 años (4). Sin embargo, entre la población siria que está llegando a las costas europeas, se manejan cifras de un 60% de embarazadas y niños del total. Además, entre los refugiados sirios, se ha identificado un grupo de personas desplazadas de mayor edad y con comorbilidades y enfermedades crónicas. Así pues, debemos presentar atención a 3 grupos bien diferenciados: niños, embarazadas y ancianos.

En este contexto, debemos enfocar la atención sanitaria en diversos puntos: patología quirúrgica, mayoritariamente traumatológica, patología infecciosa relacionada con las condiciones de la travesía y la falta de inmunización de la población, y patología crónica, sin olvidar la enfermedad mental (5).


¿Protocolos?

En la actualidad, en España, no existe ningún protocolo de detección precoz de enfermedad en la población que busca asilo, sin embargo, con los datos disponibles hasta el momento podemos hacer un listado de las patologías más prevalentes y las que debemos estar más atentos:

- Enfermedades respiratorias: infecciones respiratorias comunes de origen viral o bacteriano. Valorar siempre hacer cribado de tuberculosis pulmonar (reemergente) y considerar la posibilidad de diagnóstico de tuberculosis multirresistente.
- Patología cutánea: se ha visto un repunte de casos de leishmaniasis cutánea en la población refugiada. La escabiosis, pediculosis e infecciones cutáneas por estafilococo debemos tenerlas siempre en mente.
- Patología digestiva: El nivel de parasitación intestinal en esta población es bajo (22%) (4), siendo la Giardia el parásito más prevalente.
- Enfermedades reemergentes: Muchas de estas enfermedades estaban erradicadas en algunos países o controladas mediantes le inmunización de la población hasta el inicio de los conflictos. Están directamente relacionadas con las condiciones de hacinamiento y falta de higiene en los campos de desplazados, la falta de acceso a agua potable y la interrupción de la vacunación en niños. Hay que estar atentos a posibles brotes de cólera, hepatitis A, varicela y poliomielitis (después de 15 años sin casos de polio en Siria, se ha registrado un brote recientemente).
- Patología infecciosa crónica: pensar en esquistosomiasis dado que es endémica de la mayoría de los países de origen (hasta el 1.4% de los refugiados sirios presenta una serología positiva frente a este parásito). Infección por virus de la Hepatitis B y C: descarar infección crónica.
- Patología crónica no infecciosa: la más prevalente en la enfermedad cardiovascular (HTA, cardiopatías…) seguida de diabetes, insuficiencia respiratoria crónica y artritis (5).
- Patología mental: Estrés post traumático, depresión, crisis aguda psicosocial, adicciones (pensar siempre en deprivación en casos de consumo regular de alcohol).
- Patología quirúrgica: la mayor parte está en relación con traumatismos recientes y pueden llegar a precisar intervención quirúrgica.

Un enfoque integral

Este amplio espectro de enfermedades descritas en relación con la situación sociopolítica que está sufriendo la población refugiada, debe llevarnos a plantearnos en todos los casos un enfoque integral de la atención sanitaria que deben recibir que abarque atención médica, quirúrgica, salud materno infantil, salud mental y atención psicosocial. Además, es una labor fundamental educar y trabajar tanto con el personal sanitario como con la población general, para evitar el estigma que sufren los refugiados en cuestión de salud (6). En su última actualización, la OMS insta a los países hospedadores a realizar guías y protocolos que permitan llevar a cabo esta atención integral de forma unificada.



Bibliografía e información complementaria:

  • (1) Maier T, Schmidt M, Mueller J. Mental health and healthcare utilization in adult asylum seekers. Swiss medical weekly. 2010; 140:w13110. Epub 2010/11/26. doi: 10.4414/smw.2010.13110 PMID: 21104473.
  • (2) Pfortmueller CA, Graf F, Tabarra M, Lindner G, Zimmermann H, Exadaktylos AK. Acute health prob- lems in African refugees: ten years' experience in a Swiss emergency department. Wiener klinische Wochenschrift. 2012; 124(17–18):647–52. Epub 2012/08/16. doi: 10.1007/s00508-012-0227-9 PMID: 22893449.
  • (3) Mockenhaupt F, Barbre K, Jensenius M, Larsen C, Barnett E, Stauffer W, Rothe C, Asgeirsson H, Hamer D, Esposito D, Gautret P, Schlagenhauf P. Profile of illness in Syrian refugees: A GeoSentinel analysis, 2013 to 2015 . Euro Surveill. 2016;21(10):pii=30160. DOI: http://dx.doi.org/10.2807/1560-7917.ES.2016.21.10.30160
  • (4) Pfortmueller CA, Schwetlick M, Mueller T, Lehmann B, Exadaktylos AK (2016) Adult Asylum Seekers from the Middle East Including Syria in Central Europe: What Are Their Health Care Problems? PLoS ONE 11(2): e0148196. doi:10.1371/ journal.pone.0148196
  • (5) Doocy S, Lyles E, Akhu-Zaheya L, Oweis A, Al Ward N, Burton A (2016) Health Service Utilization among Syrian Refugees with Chronic Health Conditions in Jordan. PLoS ONE 11(4): e0150088. doi:10.1371/journal.pone.0150088
  • (6) http://www.euro.who.int/__data/assets/pdf_file/0016/305503/Refugee-Crisis-situation-update-report-n3.pdf?ua=1


  • Más información sobre:



    Suscríbase al Newsletter





     

    Haga una donación








    Polí­tica de privacidad