Viajarseguro.org

Decálogo del viajero prudente

Te dejamos algunos consejos que no debes olvidar para disfrutar de unas vacaciones sin problemas

  • Renovar el Pasaporte. En algunos países se exige el periodo de validez del pasaporte sea de más de seis meses. Es una buen truco escanear el pasaporte, las confirmaciones de reserva de los hoteles y otros papeles importantes, y mandarlos a una dirección de correo electrónico para poder recuperarlos desde el móvil o el ordenador en caso de perder los originales. En todos los vuelos internacionales, aunque solo se haga un tramo doméstico del recorrido, los niños necesitan pasaporte o DNI.

  • Planificar la ruta. Antes de iniciar el viaje, procura disponer de información actualizada sobre los lugares que vas a visitar. Procura reservar alojamiento antes de viajar a un destino nuevo, sobre todo si llegas de noche.

  • Viaja ligero. Lo ideal sería viajar sin facturar. Un pequeño trolley con ruedas que no pase de los 55 centímetros de alto, el máximo permitido por la mayoría de las aerolíneas si el viajero quiere llevarla consigo. Sin embargo, en los viajes de larga distancia, lo más probable es que tengas que facturar algún bulto. Quita las etiquetas antiguas de facturación (pueden confundir al personal del aeropuerto). Identifica la maleta con una etiqueta donde aparezca tu nombre completo y un teléfono de contacto, pero no la dirección (podría invitar a algún ladrón a hacer una visita a tu casa mientras estás fuera). Pon candados en los cierres de cremallera. Guarda la ropa por separado en bolsas de plástico con cierre hermético, así no se arrugará. Si viajas en pareja, reparte la ropa en dos maletas, por si una de ellas se pierde. Elige bien la ropa que vas a llevar durante el viaje, que sea cómoda y suelta. En los vuelos lleva siempre una chaqueta o algo ligero de abrigo, aunque vayas al Caribe.

  • Viaja despacio Es mejor visitar pocos lugares con calma que dar la vuelta al mundo en una semana. Deja algunos días para descansar y relajarte. Regálate una buena comida o un buen alojamiento cuando te lo pida el cuerpo.

  • Haz el 'check-in' antes de llegar al aeropuerto. Si puedes facturar online evitarás colas en el aeropuerto, afrontarás con más garantías un posible overbooking y podrás elegir asiento. Lleva una copia en papel de la tarjeta de embarque: los móviles a veces se rompen o se quedan sin batería.

  • Deja tiempo suficiente de conexión entre vuelo y vuelo. En especial en los intercontinentales, o si viajas con billetes cerrados (que no admiten cambios).

  • Contrata un seguro de viaje. Un seguro que garantice tu asistencia o repatriación en caso de enfermedad o accidente graves es imprescindible. Para determinados países, o si se van a realizar actividades como el buceo, el esquí o el montañismo, se necesitan pólizas especiales. Hazte con la tarjeta sanitaria europea si planeas moverte por Europa. Infórmate asimismo de las vacunas o profilaxis recomendados para el lugar al que vayas a viajar.

  • Desactiva los datos del móvil cuando viajes al extranjero. Una solución, si no dispones de una red wifi abierta, pueden ser los MiFi, pequeños routers de bolsillo que permiten conectar hasta 10 dispositivos a Internet y funcionan con batería y tarifa prepago (precio en función de la cobertura, la duración y la velocidad). Usa mapas y guías que funcionen sin conexión a Internet.

  • No llames la atención ni presumas de Smartphone. Hacer ostentación de móvil, cámara o deportivas de diseño puede ser una invitación a que te roben en los lugares menos favorecidos.

  • Sal de tu zona de confort. Disfruta, prueba nuevos alimentos, relaciónate con los lugareños, no discutas de política ni de religión y se respetuoso por encima de todas las cosas.


  • Suscríbase al Newsletter





     

    Haga una donación








    Polí­tica de privacidad