Viajarseguro.org

Cómo protegerse de un secuestro express

El secuestro, en cualquiera de sus modalidades, representa uno de los principales problemas de inseguridad en muchos países. En el caso del secuestro express, se trata de una forma en la cual los delincuentes trasladan a la víctima, en su propio vehículo, para que retire dinero en los cajeros automáticos con su tarjeta de crédito o débito.

Ofrecemos algunos consejos esenciales de prevención para saber como protegernos de este delito cuando nos encontremos en áreas de riesgo.

No piense “A mí nunca me va a pasar”

  • Circule con los cristales de su automóvil cerrados. Una vez dentro de su vehículo, accione de inmediato los seguros, póngase el cinturón de seguridad y haga de esta rutina un buen hábito.
  • Asegúrese poner el bolso de mano o portafolios bajo el asiento o donde no pueda ser visto desde el exterior.
  • Trate de ser impredecible en sus rutas. Tomar siempre el mismo camino a casa, al trabajo o a la escuela, lo hace presa fácil.
  • Analice constantemente el camino (posibles obstáculos y vehículos a su alrededor) y si espera a algún familiar o amigo en la calle, mantenga el vehículo cerrado, el motor en marcha y las luces apagadas. No pise el freno. El destello indica que hay alguien en el interior y lo que se busca es pasar desapercibido.
  • Circule a velocidad moderada pero constante si tiene que conducir entre zonas apartadas, oscuras o poco transitadas.
  • Al caminar examine el entorno. Manténgase atento a posibles obstáculos o personas sospechosas.
  • Informe a su familia de los lugares a los que asiste y en los que planea estar.
  • Lleve una suma de dinero reducida y alguna tarjeta de crédito que pudiera necesitar. Evite ser ostentoso o hacer públicos sus logros financieros.
  • No dé detalles personales innecesarios a personas desconocidas o medios públicos (encuestas callejeras, llamadas telefónicas, correos electrónicos, chats, redes sociales de internet, etc.)
  • Prefiera siempre el servicio de un taxi del lugar. Anote las placas y comuníquelas a algún familiar. Si por alguna razón desconfía del conductor, descienda cuanto antes del vehículo.

  • Importante

  • La víctima en muchas ocasiones casi al azar. Sin embargo, cualquier indicio de poder adquisitivo (un automóvil lujoso, un reloj llamativo, la bolsa, el portafolios a la vista, un teléfono móvil de última generación), puede convertirse en imán para ser elegido.
  • El mayor índice de secuestros express ocurre cuando el conductor va solo y generalmente de regreso a su domicilio.
  • Los delincuentes aprovechan un atasco vial, una calle desolada o incluso un accidente para tomar por sorpresa al conductor solitario, intimidarlo a punta de pistola y trasladarlo a la parte trasera de su propio vehículo.
  • Rara vez las víctimas son sorprendidas caminando por la vía pública, la mayoría de ellas son automovilistas.
  • Por lo general, se suelen conformar con el dinero en efectivo que saquen del cajero automático y los artículos personales que la víctima lleva en el momento del ilícito.


  • Haga una donación