Viajarseguro.org

Virus zika y embarazo

En estos momentos, se recomienda a las mujeres que estén embarazadas reconsiderar los viajes a las zonas donde haya brotes del virus Zika ante una posible relación entre la infección y malformaciones congénitas (microcefalia o daño cerebral).


Si estás embarazada o piensas quedarte, debes saber que el estrés durante el embarazo puede no ser muy saludable para su desarrollo. La aparición de virus Zika ha sido una fuente adicional de miedos para las embarazadas o mujeres que están tratando de estarlo.

Se ha confirmado que la enfermedad por virus zika es grave y puede causarle daños al bebé. El virus puede transmitirse de la mujer embarazada al feto y la infección durante el embarazo puede causar malformaciones graves en el cerebro (microcefalia , así como otros defectos cerebrales graves)

En este momento, la transmisión local del virus se ha informado notificado en más de 30 países del mundo. (Consulta los países con riesgo de transmisión local) Es conveniente tomar las medidas adecuadas encaminadas a conocer la enfermedad y saber cómo prevenir la infección. Manejar el estrés es fundamental para llevar a término un embarazo lo más saludable posible.

¿Qué puedo hacer si ya estoy embarazada o pretendo estarlo?

Utiliza las fuentes adecuadas: Hay una gran cantidad de fuentes de información sobre el virus Zika, sin embargo no todas son fiables. Debemos obtener la información de fuentes fidedignas como la OMS, el CDC o instituciones sanitarias como Ministerios de salud o fundaciones de prestigio.

Protege tu embarazo: Aprende a protegerte de la infección. Toma las medidas correctas para evitar la picadura de mosquitos usando ropa de manga larga y utilizando los repelentes de insectos adecuados. Si ya estás embarazada, no es recomendable viajar a zonas donde haya transmisión local de Zika. Si tu pareja ha viajado a un área donde hay transmisión local de la enfermedad, toma medidas para evitar la transmisión sexual, ya sea usando preservativos o absteniéndose de tener relaciones sexuales durante el embarazo.

Consulta a un profesional sanitario: acude a tus citas de atención prenatal y habla con tu médico, matrona u otro profesional de la salud acerca de las dudas que puedan surgirte, especialmente si has visitado y/o tu pareja ha viajado a una zona con Zika.

Mantente informada pero sin agobios: Entender lo que está sucediendo entorno al virus puede ayudarte a tomar decisiones acertadas para prevenir complicaciones. Si la sobreinformación te genera mayor preocupación tómate un descanso de las noticias.

Cuida de ti: Asegúrate de que cuidas mente y cuerpo. Tómate tu tiempo para hacer ejercicio, comer bien, dormir lo suficiente, y tener tiempo para las cosas que te gustan y que te ayudan a reducir el estrés.

Si te sientes estresada, habla con alguien: llama a amigos y familiares para buscar su apoyo. Si aún así tus preocupaciones sobre el Zika te obsesionan o comienzan a interferir con tus actividades diarias, interrumpen tu sueño, es recomendable que pidas el apoyo de un profesional.

Información complementaria:







¿Has viajado tú o tu pareja a una zona con zika?:

Si conoces a alguien que está embarazada y preocupada por el virus Zika, puedes ayudarle a aprender cómo puede protegerse de una posible infección


Tomar las precauciones necesarias para proteger el embarazo del virus Zika y controlar el estrés son aspectos fundamentales a la hora de conseguir un embarazo y parto saludable



Suscríbase al Newsletter





 

Haga una donación








Polí­tica de privacidad