Viajarseguro.org

Qué es la malaria

La malaria ó paludismo es la infección tropical de mayor importancia médica, tanto por su elevada prevalencia como por su tasa de mortalidad.

Se estima que un 40% de la población mundial habita en zonas con riesgo de malaria, localizadas en áreas tropicales y subtropicales del planeta.

Cada año puede haber entre 300 y 500 millones de casos de malaria en la población expuesta. De entre ellos, se estima que 1,5 a 3 millones de personas fallecen por esta infección. El 90% de los casos mortales ocurren en el continente africano.

Pese a que a lo largo del siglo XX se pensó que la malaria podría controlarse mediante el empleo de insecticidas y fármacos antipalúdicos, lo cierto es que a comienzos del siglo XXI observamos que la infección está emergiendo de nuevo en algunas zonas y, lo que es más grave, el parásito se muestra cada vez más resistente a los medicamentos antipalúdicos y las zonas de multiresistencia se están ampliando.

La infección se adquiere a través de la picadura de mosquitos del género Anopheles y provoca un síndrome febril agudo de varios días de duración y, según las diferentes especies que lo originan, pueden aparecer complicaciones. En la infección por P. falciparum, la más frecuente y grave, puede haber afectación del sistema nervioso central, insuficiencia renal, distress respiratorio, etcétera.

La prevención de la infección se realiza desde varios frentes, como son el control del vector, el empleo de telas mosquiteras impregnadas con permetrina para evitar las picaduras, el empleo de fármacos con actividad antipalúdica administrados de forma periódica a las poblaciones más susceptibles de fallecer por la infección, el tratamiento precoz de los casos agudos. Aún no se dispone de una vacuna eficaz contra la enfermedad.





Algo de historia ...

El origen de la palabra "Abracadabra" tenemos que buscarlo en una creencia de la antigua Roma para curar la Malaria, una enfermedad que se había convertido en una grave plaga y que algunas fuentes la responsabilizan como una de las causas de la caída del Imperio.

Los romanos pensaban que la malaria, que en italiano medieval significa "mal aire", era provocada por demonios o malos espíritus a través de la magia. Incluso tenían una diosa que los protegía de ella, llamada febris.

Los médicos del siglo III plantearon soluciones de acuerdo a las creencias de la época y así fue como surgió la palabra "Abracadabra". El médico Quintus Serenus Sammonicus postuló una cura para la malaria, la cual describió en su obra "Liber Medicinalis"

Las instrucciones para prevenirla comenzaban con la escritura de la palabra "Abracadabra" en un papel, repitiéndola hacia abajo y quitando la última letra, en forma de pirámide invertida, hasta que quedara sólo la "A":

Luego el papel debía ser enrollado y envuelto en tela, formando un amuleto que debía ser llevado en el cuello durante nueve días, jornada en la que tenía que ser arrojado por encima del hombro a un río cuyo cauce fuera en dirección al este. Curiosamente, el galeno indicaba que si este método no daba resultados, el paciente debía untarse todo el cuerpo con grasa de león.



Haga una donación