Viajarseguro.org

Cryptosporidium spp.




Agente infeccioso: Parásito. Cryptosporidium homini y C. parvum (menos frecuente C. muris, felis, meleagridis, etc).

Distribución geográfica: Distribución mundial. La prevalencia en los países industrializados varía de <1% al 4,5% y en los que están en vías de desarrollo varía entre el 3% y el 20%. Principalmente se encuentra en áreas rurales, campo y áreas con sanidad deficiente.

Ciclo biológico: El reservorio son los mamíferos y el vehículo de transmisión son las aguas, heces, ostras y moscas. Se transmite con la ingestión de cualquier cosa en contacto con heces de persona o animal infectado. La fase infecciosa del parásito, llamado criptoocisto, puede transmitirse al tragar agua procedente de las piscinas, baños calientes, jacuzzis, lagos, ríos, manantiales, estanques o arroyos contaminados con aguas residuales o heces (de humanos o animales).

También al comer alimentos no cocinados contaminados y al tragar el parásito adquirido de superficies contaminadas con la deposición de una persona infectada, como las instalaciones del baño, las mesas para cambiar a los bebés y los cubos para los pañales.

Periodo de incubación: De 5 a 10 días (rango 2 a 28 días).

Clínica: Presentan diarrea acuosa, vómitos, fiebre y dolor abdominal. En pacientes inmunocompetentes es autolimitada.

En los inmunocomprometidos (ej: SIDA, cáncer, transplantados con tratamiento inmunosupresor y enfermedades que afectan al sistema inmunológico), sin embargo, presenta diarrea crónica con posible malabsorción y diarrea grave (coleriforme) principalmente en pacientes con SIDA y menos de 50 CD4/ml. En los pacientes con SIDA se produce afectación extraintestinal como colangitis esclerosante, afectación pulmonar y del oído medio.

Diagnóstico:

Muestra de heces tras concentración (varias tomas porque se elimina de forma intermitente). Tinción de Kinyoun o auramina. IFI en heces. Serología (poco útil en infección aguda). Ocasionalmente se puede analizar muestras de aspirado duodenal, bilis o muestra respiratoria para tinción en fluorescencia directa o ensayo antigénico. Amplificación de ácido nucleico.

Tratamiento: Medidas higiénicas frente a heces. Rehidratación. Disminuir o suspender si es posible el tratamiento inmunosupresor.

Fármacos: Nitazoxanida 500 mg/12h/3 días. Los pacientes con SIDA responden mejor a la paromomicina. Alternativa: Paromomicina 0,5g/6h durante 7-14 días. En niños: Nitazoxanida 100 mg/12h/3 días (mayores de 4 años). Altenativa: Paromomicina 7,5 mg/kg/día durante 7-14 días. Rifaximina.

Prevención y control: Se deben tomar precauciones para prevenir el contagio en:

- En el contacto directo con las heces de una persona infectada, en el contacto sexual, o al cuidar a otra persona con criptosporidiosis.
- Los niños inscritos en guarderías y su personal, al tener contacto con animales infectados.
- Los viajeros que vayan a países en desarrollo y que visiten áreas rurales, realicen excursiones a pie o expediciones al campo, o que frecuentemente coman o beban en áreas donde la higiene es mala son los que tienen el mayor riesgo de contraer la enfermedad.

Las medidas a tomar incluyen el lavado de manos, practicar el sexo seguro, evitar tragar agua cuando nada (lagos, piscinas, etc), lavar y cocinar bien los alimentos, beber agua preparada para el consumo o hervir durante 1 minuto el agua para ser bebida. Uso de filtros de 0,1-1 micrómetro de diámetro, los desinfectantes químicos no son eficaces frente al oocisto. Se debe estudiar a los contactos próximos, así como animales domésticos y bovinos.

Información de interés sobre Cryptosporidium spp.:



Imágenes de interés sobre Cryptosporidium spp.:







Cryptosporidiosis en piscinas y parques acuáticos:

Los brotes de cryptosporidiosis vinculados a piscinas y parques acuáticos son cada vez más frecuentes (El número de brotes notificados en los Estados Unidos en 2016 duplica la cifra del 2014). Al menos 32 brotes causados por Cryptosporidium vinculados a piscinas o parques acuáticos en 2016, en comparación con 16 brotes en el 2014


Es la causa más común de enfermedades diarreicas y brotes vinculados a piscinas o parques acuáticos, ya que no es fácil de eliminarlo con la cloración, pudiendo sobrevivir hasta 10 días en aguas debidamente tratadas.



Haga una donación