Viajarseguro.org

Virus Chikungunya



Virus Chikungunya

  • Patógeno: virus ARN del género alfavirus, familia Togaviridae.
  • Distribución: La enfermedad se da en África, Asia y el subcontinente indio. En los últimos decenios los vectores de la enfermedad se han propagado a Europa y las Américas.
  • Mecanismo de transmisión: picadura del mosquito hembra Aedes aegypti y Aedes albopictus, que tienen su máxima actividad al principio de la mañana y al final de la tarde.
  • Clínica: Fiebre alta de aparición súbita, dolores musculares y articulares generalizados, erupción cutánea, nauseas, dolores de cabeza. Raro complicaciones, si las hay suelen ser oculares, cardíacas, neurológicas o digestivas.
  • Diagnóstico: En la fase aguda, primeros 7 días tras el inicio de síntomas: PCR y detección de IgM. En la fase de convalecencia, a partir de los 7 días del inicio de síntomas: detección de IgM e IgG.
  • Tratamiento: sintomático, fundamentalmente analgésicos y antipiréticos para aliviar el dolor y bajar la temperatura.
  • Prevención: protección con repelentes de insectos, mosquiteras, medias higiénicas y programas de control de la población vectorial. En las horas de máxima exposición al vector, se recomienda el uso de camisas de manga larga y pantalones largos. En la actualidad no existe ninguna vacuna contra este virus.


  • La fiebre de chikungunya o artritis epidémica chikungunya es una forma relativamente rara de fiebre viral causada por un Alphavirus transmitido por la picaduras del mosquito Aedes aegypti.

    El nombre es de origen makonde (grupo étnico que vive en el sudeste de Tanzania y el norte de Mozambique) y significa enfermedad del hombre encorvado o retorcido debido al fuerte dolor articular que provoca la artritis que caracteriza a la enfermedad. Fue descrita por primera vez por Robinson Marion, quien en 1955 publicó: An Epidemic of Virus Disease in Southern Province, Tanganyika Territory, in 1952-53. El virus del Chikungunya se relaciona estrechamente con el virus O'nyong'nyong.

    Puede afectar a personas de cualquier edad: bebés, niños, jóvenes, adultos y ancianos.

    Se consideran grupos de riesgo en los que puede generar cuadros más graves:

    - Los recién nacidos de madres afectadas por chikungunya una semana antes o durante el parto
    - Los niños menores de 1 año
    - Los adultos mayores de 65 años
    - Las personas con diabetes, hipertensión, insuficiencia renal crónica, enfermedades cardiovasculares, VIH-SIDA, tuberculosis o neoplasias

    Patogenia:

    La incubación de la enfermedad en el humano dura de 4 a 7 días. La transmisión directa entre humanos no está demostrada. La transmisión madre-feto in utero podría sin embargo existir. La fiebre de chikingunya podría provocar lesiones neurológicas graves y hasta letales en el feto.

    La incubación de la enfermedad en el humano dura entre 3 y 7 días después de la picadura de un mosquito infectado. Las mujeres embarazadas que enferman en el período próximo al parto pueden transmitir la infección al bebé en el momento del nacimiento.

    Epidemiología:

    Los mosquitos obtienen el virus ingiriendo sangre de un humano infectado. No se sabe si el mosquito es inmediatamente contagioso o si existe una fase de evolución en su cuerpo, por ejemplo para transmitir el agente infeccioso del tubo digestivo del insecto a sus glándulas salivares. Se encuentra el virus en una serie de especies animales salvajes como ciertos monos pero también en animales domésticos. Investigaciones recientes efectuadas por el Instituto Pasteur de París apuntan a que el virus ha sufrido una mutación que lo ha hecho suceptible a ser trasmitido por el Aedes albopictus (Mosquito Tigre Asiático). Este fue la causa de la plaga en el Océano Índico y una amenaza en la costa mediterránea, tras un brote epidémico en Rávena (Italia), en septiembre de 2007, lo que ha motivado actuaciones urgentes de las autoridades sanitarias de la región.

    Clínica:

    Los primeros síntomas se parecen a una crisis de paludismo o de dengue aunque la fiebre de chikungunya no tiene nada que ver con estas enfermedades. La enfermedad empieza con una fuerte fiebre, a veces superior a los 40°C, que dura 3 días. A esta fiebre le sigue un eritema y, durante 5 días, agujetas muy dolorosas en las articulaciones. Estos dolores articulares pueden permanecer o reaparecer hasta varios meses después de la primera crisis.

    En los niños y jóvenes usualmente se resuelve en pocos días. En los adultos los dolores pueden continuar algunas semanas e incluso años. Es la fase crónica de la enfermedad, con manifestaciones recurrentes de dolores articulares, pudiendo afectar a la calidad de vida. En casos excepcionales pueden aparecer formas atípicas y severas de la enfermedad, especialmente en los grupos de riesgo mencionados anteriormente. En estas personas es fundamental el seguimiento médico estricto. Las personas que viven solas y sobre todo ancianos que viven solos deben tener el apoyo de un familiar.

    Diagnóstico:

    Debe sospecharse por la clínica y el contexto epidemiológico (epidemias, viajes a zonas endémicas, etc.) El diagnóstico de certeza se debe hacer por hemoaglutinación indirecta o ELISA.

    Evolución y tratamiento:

    No existe tratamiento curativo. Se aplica exclusivamente un tratamiento sintomático. La enfermedad se autolimita en la mayoría de los casos, presentando una mortalidad del 0,4% en menores de un año. También aumenta en personas mayores con patologías concomitantes.

    Prevención y control:

    La mejor medida preventiva es evitar la picadura del mosquito transmisor. Pueden ser de utilidad los repelentes de insectos, las prendas de vestir que cubran la mayor parte de las superficies expuestas a picaduras, y las protecciones antimosquitos en ventanas y puertas. Las medidas para eliminar zonas con acúmulos permanentes de agua que permitan la reproducción de los mosquitos.

    Cualquier recipiente que acumule agua remansada y limpia dentro de las casas y en patios, jardines, balcones, terrazas, etc. Las botellas, floreros, baldes, palanganas, bebederos de animales, tanques de agua, porta-macetas, lonas o bolsas arrugadas, pueden ser potenciales criaderos del mosquito.

    Bibliografía y documentación


  • Diagnóstico de enfermedad por virus de CHIKUNGUNYA. Fuente: ISCIII (junio 2014)
  • Protocolo de vigilancia de la enfermedad por virus Chikungunya. Fuente: ISCIII (junio 2014)
  • Preparación y respuesta ante la eventual introducción del virus Chikungunya en las Américas. Fuente: OMS / CDC (2011)
  • Mapas


    Haga una donación