Viajarseguro.org

Adenovirus




Adenovirus

Los Adenovirus humanos tiene ADN bicatenario. Simetría icosaédrica y ausencia de envoltura.


  • Historia: Los adenovirus se aislaron por primera vez en 1953 en un cultivo de células adenoides humanas. Desde entonces se han aislado más de 100 serotipos, de los cuales aproximadamente 51 son capaces de infectar al ser humano.

  • Epidemiología: Se trasmite mediante aerosoles, por vía fecal-oral o a través de fómites contaminados (sobrevive durante periodos prolongados en la superficie). Puede permanecer latente durante años. Los pacientes inmunodeprimidos pueden eliminar el virus durante meses, a través de las heces o la orina, sin síntomas. Requiere precauciones de aislamiento tipo gotas y contacto durante toda la enfermedad.

  • Clínica (sintomatología): Los subgrupos A y F tienen tropismo por el tracto gastrointestinal, el B, C y E por el digestivo y el D por la conjuntiva y la córnea. La infección, más frecuente en los niños, es asintomática en la mitad de los casos. Infección de vías respiratorias y ocular (grupo C, serotipos 1, 2, 5 y 6) rinitis, faringitis indistinguible de la estreptocócica, otitis media, traqueítis con posible cuadro similar al de la tosferina, neumonía. El grupo B (serotipos 3, 7, 14 y 21) puede originar una neumonía grave. Fiebre faringoconjuntival (serotipos 3 y 7) conjuntivitis, faringitis, fiebre y adenopatías cervicales.

    Queratoconjuntivitis epidémica (grupo D, serotipos 8, 19 y 37) grave, unilateral o bilateral con adenopatía preauricular. Puede tardar varias semanas en resolverse y es muy contagiosa.

    Infección gastrointestinal: diarrea en niños (especialmente serotipos 40 y 41) con vómitos y fiebre de más de una semana de duración. Adenitis mesentérica.

    Infección genitourinaria: cistitis hemorrágica aguda en niños (grupo B, serotipos 11 y 21) autolimitada (3 días). Uretritis en adultos (asociada a meatitis o conjuntivitis).

    Infección del SNC: meningitis y meningoencefalitis (serotipos 1, 6, 7 y 12). Otras: miocarditis aguda en niños. Miositis con rabdomiolisis. Artritis. Hepatitis. Infección frecuente y potencialmente grave en el paciente inmunodeprimido, especialmente en el receptor de un trasplante de órgano sólido o de progenitores hematopoyéticos (en los 3 meses siguientes al trasplante). La infección suele localizarse en el órgano trasplantado. Las manifestaciones más frecuentes son: colitis, neumonía, cistitis hemorrágica, hepatitis, encefalitis, nefritis intersticial e infección diseminada entre otras.

  • Diagnóstico: Aislamiento del virus en cultivos celulares, detección de Ag mediante inmunofluorescencia o ELISA o detección por técnicas de amplificación de ácidos nucleicos mediante PCR a partir de frotis nasofaríngeo, secreción conjuntival, heces, orina, LCR o tejidos. Inmunohistoquímica en biopsias tisulares. Serología. Detección rápida de Ag por inmunocromatografía en caso de conjuntivitis.

  • Tratamiento: Sintomático. El tratamiento de la infección en el paciente inmunodeprimido puede realizarse con cidofovir (5 mg/kg/semana), 2-3 semanas, seguido de la misma dosis a semanas alternas o intravesical (en la cistitis hemorrágica 5 mg/kg diluidos en 100 mL de solución salina). Otros antivíricos con cierta actividad in vitro son ribavirina (activa exclusivamente frente al grupo C, serotipos 1, 2, 5 y 6) y el ganciclovir. En el paciente inmunodeprimido la infección se resuelve (erradicación del virus) cuando la cifra de linfocitos CD4 es > 200/?L.



  • Bibliografía y documentación


  • Patrick R. Murray; Ken S. Rosenthal; Michael A. Pfaller (Abril de 2009). «Capítulo 52: Adenovirus». En Patrick R. Murray. Microbiología Médica (6a edición). España: Elsevier-Mosby. pp. 509-515
  • Otros recursos







    Brote de adenovirus en New Jersey (EEUU):

    En Septiembre de 2018 el Wanaque Center for Nursing and Rehabilitation de Haskell notificó un brote de la enfermedad en sus instalaciones de rehabilitación pediátrica.


    Se reportaron al menos 27 casos en niños y 1 miembro del personal, 10 muertes. Los niños afectados tenían sus sistemas inmunológicos gravemente comprometidos, incluidos problemas respiratorios, antes de que comenzara el brote.



    Haga una donación