Viajarseguro.org

Lesiones típicas de la nieve

A pesar de haberse producido un descenso del número de lesiones relacionadas con el esquí, principalmente por el cambio de las ataduras (desde la década de los 70 las lesiones han disminuido en un 50%), en España se producen unas 3,2 lesiones diarias por cada 1000 esquiadores.

La causa principal suele ser el exceso de velocidad al esquiar. Además, más de la mitad de las lesiones, ocurre durante la primera semana de aprendizaje.


Las lesiones más frecuentes son los golpes y contusiones. Existiendo una serie de patrones lesionales característicos de esquiadores (Rodilla, hombro y mano) Con la aparición del snowboard en la década de los años 80 se produjo además un aumento de lesiones en la muñeca y clavícula.

  • Lesiones de la extremidad inferior (40%-60%):
  • Rodilla (fracturas, rotura de ligamentos colaterales, rotura del ligamento cruzado anterior (LCA), rotura de meniscos). - Ligamento cruzado anterior. El mecanismo de lesión más frecuente es el giro brusco del cuerpo sobre la tibia produciendo un movimiento de rotación forzado en la rodilla (típico de caídas del esquiador hacia atrás produciendo una rotación de la tibia sobre el fémur con la rodilla hiperflexionada) Los síntomas inmediatos son dolor e imposibilidad de caminar. El tratamiento en las lesiones parciales, o completas en rodillas estables, es conservador mediante un programa específico de rehabilitación y prevención de rotaciones con férulas ortopédicas. Si la demanda física es importante o la rodilla inestable se aconseja tratamiento quirúrgico mediante reconstrucción del ligamento. - Ligamento lateral interno. Lesión de los ligamentos colaterales de la rodilla: se producen por un movimiento brusco de valgo (el ligamento lateral interno) o varo (el ligamento lateral externo) forzados. Pueden corresponder a esguinces (distensiones) o roturas. En el caso de las roturas es frecuente que vayan asociadas a otras lesiones como ocurre en la triada de O´Donoghue (asocia lesión del LLI, LCA y menisco interno). El tratamiento de la lesión aislada del LLI es conservador, mientras que la rotura del LLE requiere sutura quirúrgica.
  • Lesiones de cabeza y cuello (10%-20%):
  • Lesiones de la extremidad superior (15%-25%):
  • - Hombro. Lo más frecuente son las luxaciones. Se rompen los elementos estabilizadores de la articulación y “el hueso sale de sitio”. Los síntomas son dolor, imposibilidad de movilizar el hombro y deformidad del mismo. El tratamiento consiste en la reducción inmediata y inmovilización con vendaje.
  • Lesiones de la mano (en concreto) el pulgar (10%-20%):
  • - El pulgar del esquiador. Se produce por caídas en las que el dedo sufre un movimiento lateral brusco. Se rompe el ligamento interno que estabiliza la articulación del metacarpiano con la primera falange. Los síntomas inmediatos consisten en dolor en la zona de ruptura con hinchazón y movilización dolorosa del dedo. En las lesiones con ruptura completa el tratamiento es quirúrgico pues si no cura los movimientos de prensión entre pulgar y resto de dedos (coger una botella, levantar un peso, etc.) no podrán realizarse. Las lesiones más comunes del snowboarding: las lesiones de muñeca representan el 22%. Las lesiones de extremidad superior (incluidas las de muñecas) se dan en el 50% de las personas lesionadas. Las lesiones faciales y de cabeza son más comunes en los snowboarders que en los esquiadores, con un 10%-50% de los casos.[5] Existe una tendencia mundial al aumento de lesiones cerebrales y de la medula espinal entre esquiadores y snowboarders. Esta tendencia puede ser debida al aumento de tomar mayores riesgos en saltos y actividades acrobáticas.[6] El ratio de muerte se estima en 0.5-1.9 por cada millón de personas/día.[3] [4] 'Pulgar del esquiador': el esguince o rotura del ligamento colateral cubital de la articulación metacarpofalángica del primer dedo de la mano se produce por un movimiento de valgo forzado ocasionado por el bastón. Si se produce sólo una distensión el tratamiento consistirá en una inmovilización adecuada. Si el ligamento se rompe, es necesario el tratamiento quirúrgico para evitar una inestabilidad residual que a ese nivel sería muy incapacitante. Lesión del ligamento cruzado anterior de rodilla: es una lesión más grave y que requiere de mayor tiempo (6 meses) para poder volver a la práctica deportiva. En un paciente que quiere reincorporarse a su actividad deportiva implica la necesidad de una intervención quirúrgica. El tratamiento consiste en una cirugía artroscópica en la que se realiza una ligamentoplastia (implantación de un nuevo ligamento), que puede ser propia (autoinjerto) o proceder de banco de tejidos (aloinjerto). Más de la mitad de las lesiones ocurren en los miembros inferiores, en especial en la rodilla, debido a los giros y cambios de dirección. También se producen en otras regiones como los hombros y brazos (30%), correspondiendo el 20% restante a traumatismos craneoencefálicos y lesiones de columna. Entre los esquiadores y los practicantes de snowboard la lesión más común es lesión ligamentosa de rodilla (25% casos). Incluimos aquí la lesión del ligamento lateral interno y la del ligamento cruzado anterior. Esta última es más grave y supone entre un 10-15% de todas las lesiones de los esquiadores. Las lesiones de menisco se dan en un 5-10% de los casos, y lesiones más graves como una fractura de meseta tibial tiene una incidencia del 1%. Las lesiones de los miembros superiores son tres veces más frecuentes en los que practican snowboard que en los que esquían. La más frecuente entre los esquiadores se la conoce como el 'pulgar del esquiador', y corresponde a un esguince-rotura del ligamento colateral cubital del primer dedo de la mano (7-10%). Esto provoca una lesión leve cada 3 horas (sobre todo son jóvenes esquiadores) y una más grave cada 6 horas (sobre todo en personas de entre 25 y 45 años).


    Suscríbase al Newsletter

    Introduzca su email para recibir nuestro boletín y mantenerse informado de próximos eventos y actividades.


    Polí­tica de privacidad