Viajarseguro.org

Frío

El frío excesivo puede afectar a las personas inadecuadamente vestidas o que permanezcan expuestas a ellas durante largos períodos de tiempo. Afecta preferentemente a los ancianos, con un metabolismo lento, y a los jóvenes (recién nacidos y niños), que pierden calor corporal en mayor proporción que los adultos y son incapaces de crear calor al tiritar.

Hipotermia

Puede afectar a personas expuestas a temperaturas muy bajas pero, en ocasiones, también con temperaturas moderadamente bajas la sufren personas que permanecen con ropa mojada, expuestas a lluvia, con una sudoración excesiva, están sumergidas en aguas frías o expuestas a viento frío.

Los signos de alarma de hipotermia incluyen temblor, confusión, pérdida de memoria, somnolencia, agotamiento, manos temblorosas, etc. Si la temperatura corporal con estos síntomas es inferior a 35ºC se debe buscar atención médica urgente.

Congelación

Se produce cuando la temperatura es muy baja y afecta a los tejidos. Se acompaña de formación de cristales de hielo intracelulares con destrucción celular. La piel afectada se entumece y toma un color blanquecino o gris amarillento, transformándose inusualmente en una piel dura o con un aspecto de cera. Las partes del cuerpo más frecuentemente afectadas por congelación son la nariz, los oídos, las mejillas, la barbilla y los dedos de manos y pies.

Los síntomas de una congelación incluyen dolor, palpitaciones en la zona, falta de sensibilidad o, peor aún, aparición de un tejido ennegrecido y con ampollas. En casos extremos pueden verse afectados los vasos sanguíneos, siendo necesario realizar amputaciones. Una segunda congelación sobre una previa podría ocasionar daños aún más graves sobre los ya existentes.

Las recomendaciones iniciales para realizar un primer tratamiento ante una congelación son: sumergir manos o pies en agua tibia durante media hora y aplicar en las orejas y en la nariz paños calientes, después secar con compresas secas estériles, separando cuidadosamente los dedos uno a uno.

Prevención de la hipotermia y la congelación:

  • Vestir ropa de abrigo, bufanda, sombrero con orejeras, etc.
  • La capa exterior de la ropa debe estar apretada y preferiblemente ser resistente al viento y al agua para reducir la pérdida de calor corporal.
  • Las capas interiores de la vestimenta cuando son de lana, seda y polipropileno producen más calor corporal que el algodón.
  • Se desaconseja un exceso de ropaje por incremento de la transpiración, lo que se acompaña de pérdida de calor.
  • Los viajeros también deberían llevar zapatos impermeables y calcetines adecuados para evitar mojaduras de los pies.
  • Para mantener una temperatura adecuada, es recomendable beber bebidas calientes y evitar las bebidas alcohólicas.

Tratamiento

Los primeros auxilios consisten en aumentar la temperatura corporal; en los casos que aparezcan signos de hipotermia o congelación se debe buscar ayuda médica urgente.

Haga una donación