Viajarseguro.org

Conseguir agua potable

¿Por qué el agua del grifo no es apta para el consumo humano en algunas regiones?

Aunque por lo general este agua se trata por las autoridades con objeto de hacerla potable, el deterioro y mal estado de las instalaciones de distribución y la falta de presión en las cañerías favorecen el paso de contaminantes en el agua. En otros casos el agua contiene metales pesados en una proporción demasiado alta como para permitir su ingesta, pero lo bastante baja como para que no suponga problemas para su uso externo (lavarse, lavar la ropa, etc) En estas zonas, la población no consume ni siquiera el agua hervida y recurre al agua embotellada.


Tipos de contaminación del agua:

- Microbiológica: Es la más común, especialmente en zonas pobres y tropicales. El agua puede contener protozoos, bacterias, parásitos y virus contra los cuales nuestro sistema inmunitario no está preparado para defenderse.
- Química: Presencia de metales pesados, pesticidas, abonos, aceites usados u otros productos tóxicos en el agua. Algunos contaminantes presentan una toxicidad aguda y su efecto es rápido. Otros tienen efectos a largo plazo, es decir, que el riesgo y los efectos aumentan con el consumo regular de agua contaminada. La contaminación química puede proceder de una instalación industrial cercana, de campos agrícolas o simplemente de una lata de aceite de motor abandonado en aquel lugar.
- Radiológica: En zonas donde se han producido vertidos o accidentes radiactivos.

Algunas soluciones para obtener agua potable:

- Agua mineral embotellada. Suele ser la solución más sencilla. Hay que vigilar que la botella que compremos sea siempre nueva (comprobar el sello de apertura). El zonas de riesgo los restaurantes y muchos hogares utilizan purificadores de agua. Es una solución económica para llenar la cantimplora. Hay que prestar atención a los cubitos de hielo y a los helados, en general elaborados con agua del grifo.

- Agua "naturalmente limpia". El viajero puede obtener información de los lugareños. Tal vez puedan proporcionar datos de alguna fuente o manantial conocido por la pureza de su agua. Por lo general, un agua de un manantial muy fría es potable, ya que esto significa que llega directamente de la tierra. Como norma, hay que evitar los ríos: nunca se sabe lo que hay aguas arriba.

- Purificar un agua para potabilizarla. Es posible tratar el agua para evitar su insalubridad. La mayoría de los métodos sólo son para la contaminación microbiológica, es decir, que sólo son útiles si uno utiliza un agua del grifo que la gente bebe previa ebullición o si se está en plena naturaleza, si se está lejos de cualquier fuente de contaminación química. El único método que permitiría retirar los contaminantes químicos (excepto metales pesados) es la filtración fina. Otros métodos que se utilizan son la filtración grosera, la ebullición, tratamientos químicos (pastillas y productos desinfectantes, cloro -pristine, lejía-, yodo), tratamientos naturales (Extracto de pepitas de pomelo -grapefruit seed extract o GSE-), microfiltración ó la exposición a rayos ultravioletas.

Información complementaria:






No siempre resulta fácil encontrar agua potable, sobre todo en los países tropicales, donde las medidas de higiene dejan mucho que desear. El hecho de que los habitantes de un lugar beban agua no significa que esta sea potable para el viajero, pues su sistema inmunitario todavía no está adaptado a los microorganismos presentes en ese agua.

Obtener agua potable purificando agua de mar:

El agua de mar tiene altos niveles de sal y minerales; demasiado altos para el consumo humano. Usando los principios de la evaporación del agua y la condensación del vapor, se puede obtener vapor de agua pura del agua de mar y condensarla como agua potable. Esta técnica ha sido usada durante siglos y es la fuente principal de agua potable en el medio oriente.


Las trampas para niebla vienen siendo utilizadas desde hace años en Chile, Guatemala, Ecuador, Nepal, algunos países de África y las islas Canarias. La mayor parte de una nube de niebla está formada por gotas que son de 30 a 40 micras, y cada nube está formada de cientos de miles de ellas. La niebla contiene entre 50 y cien gotitas en un centímetro cúbico.






Haga una donación