Viajarseguro.org

Agua y alimentos

Para los viajeros, el principal problema sanitario asociado con la ingesta de agua y alimentos contaminados es la diarrea del viajero que puede ser causada por distintos agentes infecciosos. También a través de ellos se pueden transmitir enfermedades infecciosas importantes como la hepatitis A, la fiebre tifoidea, el cólera ...

En países con bajos niveles de higiene y saneamiento el viajero debe adoptar precauciones en relación con todas las bebidas y alimentos, incluídos los servidos en hoteles y restaurantes de buena calidad, para minimizar el riesgo de contraer una infección.


Los viajeros deben:

  • Comer sólo alimentos cocinados correctamente que estén todavía calientes.
  • Evitar los alimentos cocinados mantenidos a temperatura ambiente varias horas.
  • Evitar consumir pescado crudo, mariscos u otros alimentos crudos, excepto frutas que uno mismo haya pelado previamente.
  • Evitar frutas con la piel dañada. No ingerir verduras crudas tener especial atención a las ensaladas
  • En países donde puede haber pescados o mariscos con biotoxinas tóxicas, hay que obtener consejo local sobre su consumo.
  • Evitar el consumo de pescados de gran tamaño como mero o barracuda aunque estén bien cocinados.
  • Evitar platos que contengan huevos crudos o poco cocidos.
  • Consumir leche sólo envasada y derivados lácteos debidamente higienizados. Evite las salsas y mayonesas.
  • Hervir la leche no pasteurizada antes de consumirla.
  • Evitar los helados y repostería de procedencia no controlada, incluídos los de puestos callejeros.
  • Evitar los alimentos de puestos callejeros.
  • Beber sólo agua embotellada. Hervirla, desinfectarla con cloro o yodo, si su seguridad es dudosa.
  • Las bebidas como el té o el café calientes son seguras.
  • Las bebidas frías embotelladas o envasadas (zumos de frutas, agua gaseosa, vino, cerveza ...) que estén precintadas o en tetra-brick generalmente pueden consumirse con tranquilidad.
  • Evitar el hielo
  • Evitar cepillarse los dientes con agua del grifo
  • Consumir siempre alimentos pelados o cocinados




  • Información complementaria:



     Pantallas táctiles, comida rápida y bacterias fecales 26 Diciembre 2018. Pantallas táctiles, comida rápida y bacterias fecales

    Según una reciente investigación, las pantallas táctiles instaladas en las sucursales de la cadena de comida rápida McDonald's en Londres y Birmingham (Reino Unido) han dado resultados positivos para la presencia de bacterias fecales, pudiendo ayudar a diseminar diversas enfermedades.

    Los clientes utilizan las citadas pantallas táctiles para elegir su comida y pagarla; y luego recogen sus pedidos en la ventanilla. Entre los microorganismos hallados se encontraron bacterias del género Staphylococcus, así como Enterococcus faecalis. En dos locales de la cadena en Londres también se hallaron bacterias Listeria.

    Aunque solo han sido evaluados ocho restaurantes, de un total de 1.300 locales de la cadena en Gran Bretaña, de manera que los resultados no necesariamente representan a toda la entidad, el mensaje sí sirve de cara a tomar las medidas preventivas adecuadas. [Leer más]



     Miel y botulismo infantil Miel y botulismo infantil.

    Entre 2013 y 2017, Texas notificó un promedio de 7 u 8 casos anuales de botulismo infantil. Sin embargo, desde agosto de 2018, 4 pacientes han sido tratados por la enfermedad. Todos tienen el antecedente de haber usado un chupete untado con miel comprada en México.

    La miel puede contener esporas de Clostridium botulinum, un microrganismo capaz de producir una potente neurotoxina conocida por causar una grave enfermedad en bebés. El botulismo infantil ocurre cuando se inhalan o ingieren esporas en alimentos, polvo u otros materiales y germinan en el intestino del bebé que aún no ha desarrollado una flora intestinal madura. Por esta razón, se aconseja a los padres que no alimenten con miel (cruda o de cualquier otro tipo) a los niños menores de 12 meses. [Leer más]






    Es importante aplicar nuestro sentido común que muchas veces es el menos común de nuestros sentidos, además de la experiencia y de un información completa sobre el lugar, los riesgos ...

    Micobacterias no tuberculosas en los cabezales de las duchas.

    Un reciente estudio ha identificado al género Mycobacterium, como un colonizador bacteriano que crece en el biofilm viscoso que recubre el interior de los cabezales de ducha. La inhalación de estas bacterias en aerosol durante la ducha parece estar implicada en la transmisión de infecciones pulmonares por micobacterias no tuberculosas. Los mapas de aislamiento revelaron "puntos calientes" que coinciden aproximadamente con las regiones donde es más frecuente una enfermedad pulmonar por micobacterias no tuberculosas: partes del sur de California, Florida y New York.

     Micobacterias no tuberculosas en los cabezales de las duchas

    Se analizó el ADN recogido en 656 cabezales de duchas domésticas de Estados Unidos y de 13 países de Europa. Descubriendo que las micobacterias estaban mucho más presentes en los cabezales que recibían agua corriente municipal que en los que estaban conectadas a un pozo. También eran más abundantes en los hogares de Estados Unidos que en los europeos (esto podría estar relacionado con las diferencias en el uso de cloro).

    Las micobacterias tienden a ser algo más resistentes a los productos utilizados en Estados Unidos que en Europa. Se aislaron más micobacterias en los cabezales metálicos que en los de plástico. [Leer más]



    Haga una donación