Fundación Io

Pintura e infección

Pepito constipado

de Ignacio Pinazo Camarlench.

Por el Dr. Ortiz

En la segunda mitad del siglo XIX surge una generación de artistas que llevarán a Valencia al primer plano internacional. Pintores como el paisajista Muñoz Degrain, el retratista Emilio Sala o el impresionista Sorolla tendrán un destacado papel en la pintura nacional e internacional. También en este destacará Ignacio Pinazo, posiblemente el máximo representante del modernismo español y uno de los pintores más innovadores del momento.

 Pepito constipado

Huérfano desde su más tierna infancia, Pinazo tuvo que hacer frente a las adversidades desempeñando los más variados oficios. Ya en su juventud, la vocación por la pintura le llevaría a estudiar en Roma. Cultivó diferentes géneros, pero pronto se especializó en la representación de temas de carácter familiar, desarrollando un estilo caracterizado por una pincelada suela, gruesa y pastosa, con un dibujo de contornos desvanecidos y una ejecución impetuosa y vertiginosa.

Uno de los temas predilectos de Pinazo fue el de retratos infantiles. Para ello, tomó a sus propios hijos como modelos de sus cuadros. El hijo mayor José, también llamado familiarmente Pepito, sería el modelo utilizado durante los primeros años de vida de éste, siendo retratado constantemente en cualquiera de sus facetas vitales, ya estuviera jugando, durmiendo, llorando, e incluso cuando carecía de salud.

En este sentido, a la edad de cinco años Pepito fue retratado padeciendo un proceso gripal. Los signos que padece el niño son más que evidentes y el agente etiológico, generalmente, ser cualquier virus causante del resfriado común: Rinovirus, virus Influenza (gripe A y B), virus Parainfluenza, Virus Respiratorio Sincitial, y virus Coxsackie son los agentes más habituales en la producción de esta patología.

El resfriado, como se puede apreciar en la imagen, suele comenzar con una sensación de comezón nasal que origina frecuentes estornudos y una secreción copiosa. Hay obstrucción de las fosas nasales con disminución del gusto y del olfato. También se produce laxitud, fiebre y estado de malestar general. En ocasiones la infección se puede complicar con afectación de los senos óseos, originando sinusitis, o la invasión de la trompa de Eustaquio, provocando otalgia y otitis media. No obstante, la enfermedad suele evolucionar de forma satisfactoria y curar en pocos días.

Pintor: Ignacio Pinazo Camarlench.
(1849-1916). Escuela española.

Título: “Pepito constipado ”.
1885. Casa Museo Pinazo, Godella.

Características: Óleo sobre lienzo. Dimensiones 36,8 x 31,5 cm.

La fragilidad infantil se reflejaba en la alta mortalidad que acechaba a la población, especialmente en esos años, en los que todavía las epidemias seguían sacudiendo la vida de las ciudades y los campos. La vivencia de estos brotes epidémicos durante la infancia de Pinazo es algo que le causaba gran temor y le marcó durante toda su vida, y posiblemente por este motivo, desarrolló una especial sensibilidad hacia los temas relacionados con la salud como se puede apreciar en esta obra.

Suscríbase al Newsletter

Introduzca su email para recibir nuestro boletín y mantenerse informado de próximos eventos y actividades.


Polí­tica de privacidad