Fundación Io

Pintura e infección

El garrotillo

de Francisco de Goya y Lucientes .

Por el Dr. Ortiz y el Dr. Mussat

Cuadro, cuyo título original aludía al episodio del hurto de las longanizas recogido en el “Lazarillo de Tormes”, sería años más tarde rebautizado por el doctor Gregorio Marañón como el “garrotillo”, nombre con el que se conocía popularmente a la difteria. De la misma manera que el garrote provoca la compresión del cuello, la difteria producía una asfixia lenta por lo que a la enfermedad, en España, se le acabó asociando con esta manera de ejecución.

 El garrotillo

Pintor: Francisco de Goya y Lucientes.
(1746-1828). Escuela española.

Título: “El garrotillo ”.
Anterior a 1821. Colección Araoz. Madrid.

Características: 80 x 65 cm. Óleo sobre lienzo.

La enfermedad está causada por una exotoxina de carácter proteico producida por Corynebacterium diphteriae y se caracteriza por la aparición de falsas membranas (pseudomembranas) muy adherentes que se forman principalmente en las superficies mucosas de las vías nasales y digestivas superiores. La localización más grave de es produce a nivel de la laringe donde, como consecuencia de la obstrucción de las membranas, se producen alteraciones en la voz, disnea y cianosis, pudiendo desencadenar consecuencias fatales si no se instauran medidas oportunas.

Posiblemente el pintor se basase en la observación de una práctica bastante común en aquella época. Los adultos intentaban arrancar las membranas con los dedos ante la desesperación que debía provocar contemplar la lenta agonía de los niños, principales víctimas de la infección.

Suscríbase al Newsletter

Introduzca su email para recibir nuestro boletín y mantenerse informado de próximos eventos y actividades.


Polí­tica de privacidad